Internet para todos

Internet tiene gran valor para las comunidades, un motor para la prosperidad por sus alcances y posibilidades para comunicar, informar y hacer del conocimiento y la información un bien común en pro del desarrollo. Hacer de Internet un servicio autónomo y de gran alcance parece una tarea difícil; Google, Virgin y Qualcomm  han tomado el reto, conectar una zona rural con Internet de gran velocidad.

 

A mediados del 2013 la empresa con sede en Santa Clara, California inicia un proyecto sin precedentes, proveer de internet a una comunidad en Nueva Zelanda, creando una red de Internet con alcance en zonas remotas y rurales de aquel país. Project Loon tiene como objetivo conectar comunidades completas mediante la utilización de globos, a más de 20 km de altitud, para crear una red inalámbrica aérea de velocidad.

 

El proyecto de Google en su primera etapa constó de 30 globos que transmitían una señal WiFi para los hogares de una isla al sur de Nueva Zelanda. Durante esta etapa piloto, múltiples hogares tuvieron conectividad inalámbrica en sus computadoras y dispositivos móviles lo cual permitió sentar las bases para hacer de éste un gran proyecto con proyección a escala mundial.

 

La tecnología utilizada en Loon Project consiste en globos sustentables con celdas fotovoltaicas  que se alimentan con energía solar y se desplazan con la energía del viento lo que facilitaría crear una red móvil a escala local y global. Esta tecnología permitirá la conectividad de forma casi inmediata después de situaciones como catástrofes, tsunamis, terremotos, huracanes etcétera, optimizando la respuesta y ayuda a los ciudadanos.

 

Hoy en día con pruebas en ciudades de Estados Unidos, Australia y al noreste de Brasil hacen de este proyecto de investigación casi una realidad para reducir la brecha digital en países de américa Latina, Asía y África. Actualmente Google está desarrollando un “anillo de conectividad” ininterrumpida en hemisferio sur permitiendo a la población acceder a información que ayudaría a mejorar sus condiciones de vida.

 

Por otro lado en una tarea conjunta entre Richard Branson dueño de Virgin y la empresa Qualcomm, desarrolladora de procesadores de alta gama han iniciado una hazaña en conjunto, en la que intentarán desarrollar y poner en órbita satélites para la conectividad inalámbrica a nivel mundial, con un proyecto llamado OneWeb. Este gran proyecto tiene como objetivo hacer un multi-red  de micro-satélites en diversas zonas del mundo que provea de señal a diversas zonas.  El mercado de internet global es muy competitivo y prometedor, ambas empresas son fuertes opciones para crear una red global de telecomunicación.

 

Si bien es cierto que más de un tercio de la población tiene posibilidades para acceder a Internet y dos terceras partes carecen de este servicio. Un esfuerzo en común con los instituciones privadas como Virgin, los proveedores de servicios de telecomunicación y las instituciones gubernamentales podrían hacer en conjunto una red para la conectividad de los ciudadanos con grandes beneficios par el desarrollo de los países, las personas y reducir la Brecha Digital a nivel mundial.

 

Fuentes de Consulta

 

Google. Project Loon. Fecha de consulta: 14 Abril de 2015 Disponible en:  http://www.google.com/loon/where/

 

Levy, Steven. Revista Wired. How Google Will Use High-Flying Balloons to Deliver Internet To The Hinterlands. 2013. Fecha de Consulta 14 Abril de 2015

Disponible en: http://www.wired.com/2013/06/google_internet_balloons/all/google.com/loon

 

Compartir este Artículo en: